Articles relacionats (4) Afectacions concretes

Article del periódico.
Principis del 2010

Los desalojos bajo el viaducto de Vallcarca finalizarán en marzo

1. • Los trabajos de conversión del eje en un pasillo verde se completarán en el siguiente mandato

2. • El próximo año se iniciarán las obras de los bloques para los afectados en Hospital Militar

MÁS INFORMACIÓN

La avenida será un eje cívico junto al que se levantarán 388 viviendas
Nuevos viales y zonas verdes
XABIER BARRENA
BARCELONA

La reforma del eje de Vallcarca avanza ya hacia lo que va a ser el nudo de la operación, la expropiación y conversión de las fincas del tramo de la avenida desde la plaza de Lesseps hasta la calle de las Medes, conocido como fase 2. De momento, realizadas ya las expropiaciones en la zona aledaña al viaducto, el próximo mes de marzo finalizarán los desalojos y derribos de más de 30 parcelas. La liberación de este suelo dará paso a una amplia zona ajardinada y a la construcción de una serie de bloques donde se realojarán a los afectados de la fase 2.
Los afectados de la zona más cercana al viaducto han sido ya realojados en los 42 pisos que forman el primer edificio finalizado –antes del verano– del Patronato Municipal de la Vivienda, en la misma avenida. En enero se convocarán los concursos para los bloques de los realojados de la fase 2. Se trata de cuatro edificios, tres de ellos emplazados bajo el viaducto –que proyectará un solo arquitecto– y un cuarto situado justo al lado del edificio ya acabado del patronato. Cuando estén finalizados estos bloques, entre el 2011 y el 2012, es decir, en el próximo mandato, se procederá a expropiar las fincas del lado Llobregat de la avenida.
En el 2002 se modificó el PGM y en el 2008 se realizó un plan que mantuvo la edificabilidad prevista en la modificación del plan general, pero redistribuía el suelo afectado para mejorar la movilidad y el acceso a pie, lo que también repercutirá en un menor impacto en la fisonomía tradicional del barrio.

La reforma de Vallcarca gana zonas verdes y peatonales

1. • El plan anula el escaléxtric viario, traza un corredor natural y mejora los accesos

ALBERT OLLÉS
BARCELONA

Más zonas verdes y espacios para los peatones. Bajo esa máxima, el distrito de Gràcia y el área municipal de Urbanismo han concretado el plan de mejora urbana (PMU) de la reforma del barrio de Vallcarca, en el sector delimitado por el viaducto del mismo nombre y la calle de la Farigola. El documento, al que ha tenido acceso EL PERIÓDICO, mantiene la edificabilidad prevista en la modificación del plan general metropolitano (PGM) aprobada en el 2002, pero redistribuye el suelo afectado para mejorar la movilidad y el acceso a pie, lo que también repercute en un menor impacto en la fisonomía tradicional del barrio.
Según el PMU, se destinan 1.557 metros cuadrados de suelo a viviendas con algún tipo de protección, ubicadas en tres edificios de cinco plantas, y 2.023 metros cuadrados para pisos de precio libre. Estos se concentran en otros seis bloques de entre dos y cinco plantas de altura. El espacio edificable se completa con una pastilla en forma de triángulo delimitada por la avenida de Vallcarca y las calles de Cambrils y Farigola, en la que se alzarán dos edificios de cuatro y cinco plantas.
En total, suman una tercera parte de los 12.512 metros cuadrados de suelo disponible. El resto se divide en 4.115 metros cuadrados de zonas verdes, que se concentrarán especialmente en la parte más cercana al viaducto de Vallcarca –donde estarán las promociones públicas– y 4.393 metros cuadrados para viales, en los que se primará al peatón sobre el coche. Ello será especialmente patente en dos casos. El primero, en la calle que se abrirá en medio de la zona afectada y que, además de permitir el acceso interior a los edificios, unirá la avenida de Vallcarca y la calle de Gustavo Adolfo Bécquer, que bordean el espacio a reformar. La continuidad de esta vía, en forma de corredor verde, llegará hasta los vecinos jardines de Maria Baldó.

PENDIENTE SUAVIZADA
La otra modificación destacada es la eliminación del escaléxtric viario que salvaba el pronunciado desnivel de la zona más cercana al viaducto. En su lugar aparece un vial recto que suaviza la pendiente y favorece el uso peatonal. La ampliación del espacio para viandantes permitirá también salvar la boca de metro del lado de Besòs de la estación de Vallcarca que, inicialmente, desaparecía.
El plan coincide con el final de la primera fase de la reurbanización, en la que se ha construido un edificio para realojados en la propia avenida de Vallcarca, frente a la zona afectada. En este bloque de 42 pisos, promovido por el ayuntamiento, vivirán los vecinos expropiados de las primeras casas que se derribarán, junto a la calle de la Farigola.
“La obra se entregará antes de que acabe este año, lo que agilizará el inicio de la segunda fase”, asegura el concejal de Gràcia, Guillem Espriu. El proyecto acumula un gran retraso, que se suma a los más de 30 años que llevan los vecinos esperando una reforma urbanística desde que fueron afectados por el PGM de 1976. Ello ha acabado degradando casas y calles, por lo que el distrito está decidido a dar un impulso definitivo al plan en este mandato.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sobre Vallcarca, el barri. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s